Letra de DESTINO de El Papicha



LETRA:

Él era un chico descuidado pegado al televisor
nunca lo habían abrazado, no había pensado en amor
su sonrisa estaba ausente como su despertador
ya que el que duerme no siente cuando se habla de dolor
tenía recuerdos confusos de una juventud sombría
fierros, droga, nenas, chelas y toda su batería
su mamá llamando a la policía
porque le robó su plata para comprar mercancía
y le dolía ver que el tiempo seguía y los años pesan
carecía de creencias por culpa de su rudeza
amanecía con la idea de sacarse de la cabeza
los momentos, los tormentos y que su hermana está presa
pero como no conoció su otro yo
ya no encontró forma pa que pueda llegar a salvarse
tropezó por el shock de presión que se enfrentó
el rostro en el espejo cuando iba a calmarse
iba por avenidas desconocidas
solo para ver si tiene suerte al refugiarse
y mira a los niños jugando a las escondidas
preguntándose a sí mismo cuando va a encontrarse
seguía los pasos de aquella noche anterior
pero a lo mejor esta vez encontraría respuestas
lo hacía el químico que toma su interior
calma su dolor
pero no logra safarse de esta

Ella una chica dispuesta
claro, si es pa fiestas
o al menos si con un auto te manifiestas
odia a los chicos amables como la actitud modesta
la frase que más le gusta es el que tiene lo demuestra
para en las apuestas
no apuesta citas, en la cama una fiera
en la calle una señorita
lo único que de repente puede matar a esta chica
es que le gusta emborracharse y que le encanta su coquita
pero mírala mírala mírala como camina
todos ya saben lo que hace mas no le dicen canina
 de repente su mirada manda a temblar las esquinas
o es su clase para hablar que hace sentir que te domina
y se larga para la tocada de rap a fantasear la larga noche con el man
que la atrapa con cada balada que se da cada vez que ellos deciden juntarse

Destino que junta segmentos de ilusiones que se lleva el viento
no no no se distanciará de lo real si no mereces eso

Las cosas cambiaron después para los dos
pues ninguno se imaginaria que una fiesta unió
el camino de dos personas que guardaban rencor
pero se vieron dispuestos a entregar el corazón
la invitan a un compromiso
y como es de costumbre
nunca la descubren sin pedir permiso
el joven andaba misio
pero ya no se preocupa pues es viernes
y sabe que en la calle se ganan lucas
terminó la ocupación
de robar y vender vaina a la gente en el callejón
y se lleva por la decisión
de irse a la fiesta que todos hablan porque tiene un billetón
y él como siempre directo a la barra
nunca le importa la gente, prefiere ocultar la cara
ella lo miraba raro porque el varón no volteaba
y se acercó intrigada para ver qué era lo que pasaba
y la conoce, flaco, concéntrese en mirarme
y ya no me arme cara de monse
él preocupado en la dulzura de su voz que
no se percató que cambiaría su noche

El alcohol subió el ambiente
y los dos tuvieron en mente
ver sus vientres
y pasar el rato hasta el día siguiente
deciden pedir un taxi a la casa de este sujeto
a cumplir con sus deseos de poder sentir sus cuerpos
el taxi fue una cámara de compenetración
entre besos y caricias deciden tomar acción
el conductor no se mete pero siente depresión
lágrimas en su mejilla
en su mano una chata de ron
y queda poco tiempo pero no lo saben pues
solo los atrapó la pasión
la velocidad sube, el chofer se duerme
mientras que este se despista y se empotra contra un camión

Destino que junta segmentos de ilusiones que se lleva el viento
no no no se distanciará de lo real si no mereces eso

Comentarios